lunes, 19 de enero de 2009

NATIVEL PRECIADO Ciclo de charlas-coloquio "Condición Literal"

BANCAJA-FUNDACIÓN CAJA CASTELLÓN

NATIVEL PRECIADO: "Nunca seremos viejos"

La escritora y periodista Nativel Preciado González nació en Madrid en 1948. Es licenciada en Ciencias Políticas y en Periodismo por la Universidad Complutense.
Se inicia profesionalmente en el Diario Arriba en 1966, de donde pasa al desaparecido Diario Madrid, en el que permanece entre 1967 y 1971.
Especializada en información política, fue testigo y transmisora de los importantes acontecimientos acaecidos durante la época de la Transición española desde el Diario ABC y la revista Interviú. En 1982 se incorpora a la redacción de la recién creada revista Tiempo de la que es cofundadora.
Su actividad como columnista de opinión en prensa escrita la ha compaginado con la participación en tertulias y debates tanto en radio como en televisión. En el primer medio, tras colaborar con Luis del Olmo en Protagonistas en Onda Cero, se incorporó a la Cadena SER en 1996 y desde entonces es una de las tertulianas habituales en los programas Hoy por hoy La Ventana y Hora 25.
En televisión ha intervenido en los espacios Hermida y Cía (1994-1996), El primer café (1999-2003), con Isabel San Sebastián y La respuesta (2003-2004), Ruedo Ibérico (2004-2005) todos ellos en Antena 3, así como 59 segundos (desde 2004) en Televisión Española
Ha sido galardonada con el Premio Francisco Cerecedo (1986); el Premio Víctor de la Serna (1989); finalista del Premio Planeta (1999), por su primera novela El egoísta y el Premio Primavera de Novela (2007), por Camino de hierro. Además, ha recibido los premios de la Asociación de Periodistas Europeos (1986), de la Asociación de la Prensa y Pluma de Plata (2000), del Club de la Escritura. Forma parte del Consejo Asesor de Intermón Oxfam y del Patronato de la Fundación Diario Madrid.
Desde finales de los años sesenta ha cultivado el género de la biografía y ha escrito entre otras la Biografía completa de Cassius Clay, 1969, y la Biografía completa de Legrá, 1969. También son obras suyas Las folclóricas, 1973; La cara de los Borbones, 1975; Fuera de campo, 1991; El sentir de las mujeres, 1996; Amigos íntimos, 1998; El egoísta, 1999; Ser feliz, 2000; Extrañas parejas, 2000; Hablemos de la vida, con José Antonio Marina, 2002; Bodas de plata, 2003; Camino de hierro, 2006 y Llegó el tiempo de las cerezas, 2008.

Nunca seremos viejos
El paso del tiempo es una idea obsesiva a partir de “cierta edad”. Ese momento de la vida que suele coincidir con la pérdida de la juventud, cuando te asaltan los recuerdos y te abruman las comparaciones con la gente de tu edad. De todo hace ya tanto tiempo… Desaparecen personas queridas. Eres consciente de las pérdidas, de la fragilidad de la memoria y del vértigo que producen las incertidumbres del futuro. Aprendes que las cosas ya sólo se pueden hacer un número limitado de veces y empiezas a contar. Te empeñas en combatir las huellas que va dejando en tu cuerpo el paso de los años, en un intento de prolongar la vida hasta el límite de lo imposible. Por suerte, suele llegar el día en el que descubres la armonía entre la incertidumbre y la esperanza. Todo se va matizando y aprendes a vivir las contradicciones con naturalidad. Pierdes el miedo y ya eres capaz de dormir plácidamente.

“Tengo varios estantes de mi biblioteca repletos de ensayos, novelas, poemas, películas, canciones, entrevistas con celebridades y referencias diversas sobre la obsesión por el paso del tiempo. Muchos hablan del poder liberador de la edad que, a pesar de los surcos que va dejando en la cara, proporciona una belleza más serena y redime de cierta esclavitud”.

“Compartir la edad une mucho, es un elemento aglutinador. Por eso cuando, anárquicamente, veo, escucho o leo a Paul Auster, Murakami, Iñaki Gabilondo, Landero, El Roto, Anjelica Huston, Rosa Montero, Bruce Springsteen, Millás, Harvey Keitel, Meryl Streep, Richard Gere, Susan Sarandon, Spielberg, Michelle Bachelet, Paco de Lucía, Paloma Picasso, Jessica Lange, Sabina, Serrat… creo que, en cierto modo, somos coetáneos y hemos vivido situaciones similares. Mi propósito es transmitir lo que he aprendido de muchos de ellos”.

Nativel Preciado reflexionó sobre el papel del tiempo en su novela “El tiempo de las cerezas”. Para ella "El tiempo es una actitud, si perdemos el miedo, nunca seremos viejos" aunque ella confiese que no le ha perdido el miedo todavía. Como escritora afirma que "nosotros no tenemos una relación natural con el paso del tiempo (…) Estamos siempre saltando al tiempo. Siempre queremos que lleguen el viernes, las fiestas, las Navidades y los días pasan como si no importasen. A partir de esta percepción se empieza la reflexión sobre el tiempo”
“El día ordinario no es valorado muchas veces porque no tenemos la madurez de apreciar la cotidianeidad", y lo "común" es añorado por uno tras pasar por un período de dificultades en la vida o incluso después de un simple dolor de cabeza.

Para la escritora, que ha estudiado mucho sobre el tema de la percepción del tiempo y la memoria a través de ensayos "la experiencia no se transmite, así que la gracia o desgracia o esencia de la vida constituye en vivir todos los días como si estuvieras descubriendo el mundo" .
_______________________________
Fundación Caja Castellón
C/ Enmedio, 82. 12001-Castellón · Tfno. 964 23 25 51

No hay comentarios:

Juan Manuel Llorca, nos presenta a un detective real en su novela "Los malos pensamientos"

Los malos pensamientos Juan Manuel Llorca Almuzara Comprar Presentación a cargo de José Manuel González de la Cuesta, presidente de ...