miércoles, 1 de abril de 2009

El mapa de un crimen

La crítica de.....Xavier Borrell

Paco López Mengual "El mapa de un crimen" (Maeva Ediciones)

En la España profunda de la posguerra hubo muchas dramáticas historias
que nunca se conocerán o que lo harán generaciones después gracias al
recuerdo de los niños de entonces que ya no tienen el miedo de sus
padres a hablar o la capacidad intelectual para plasmárnoslo en una
novela, como es el caso que nos trae a esta reseña.
El piloto Joaquín Maqueda es abatido en un pequeño caza por parte de un
comando de nacionales abortando una misión importantísima que tenía que
llevar a cabo, consiguiendo sucumbir a la existencia a pesar de ser
apresado por el ejército rebelde. Por otra parte Matías el Garra, hombre
de descendencia complicada, regresa de la división azul sin un rasguño y
con más pena que gloria.

En un futuro próximo se encontraran sus vidas en el pueblo de sus
correspondientes raíces, Onduño, con un resultado trágico que se podía
perder en la memoria, aunque por suerte para nosotros los lectores, por
su camino muchos años después se cruzará Paco López Mengual y nos lo
contará todo con pelos y señales.

Mientras tanto el loco de todos los pueblos (por culpa de un desgraciado
pasado) lo marcará todo en un mapa a lo largo de los años, sin
prescindir de ningún detalle, resumiendo en su pergamino la historia de
principio a fin y la de los personajes secundarios, incluido el general
Franco.

Con un relato perfectamente estructurado y narrado, nos adentramos en un
ejemplar de crónica negra apasionante en el que deambulamos por las
vidas de sus actores dudando en todo momento de que parte fue realidad y
cual no, a causa del realismo con que ha sido realizado ayudado en todo
momento en que el narrador lo transmite en primera persona y sabe evocar
el duro ambiente de la época con maestría.

Nos demuestra que se mueve bien en varios estilos de escritura, como en
las cartas de amor que le envía la ex amante a su desaparecido marido o
el diario del loco Matías, con sus repectivas paranoias, escritas en un
manicomio en el que cumple pena.

La resolución del caso parece previsible dado que se apoya en una
fórmula, sea real o no, ya vista en otras películas, si bien el autor
como si jugara a su placer con los lectores de su novela, le da un giro
al final inesperado, rozando la genialidad en su desenlace final.
Haciéndonos rogar a algún productor cinematográfico que por favor lo lea
que aquí tiene un tesoro si lo sabe aprovechar.

Gracias a esta novela todo el mundo tendrá una respuesta cuando sus
hijos o nietos les pregunten ¿Qué pasó en Onduño en el Mayo de 1952?








No hay comentarios:

Juan Manuel Llorca, nos presenta a un detective real en su novela "Los malos pensamientos"

Los malos pensamientos Juan Manuel Llorca Almuzara Comprar Presentación a cargo de José Manuel González de la Cuesta, presidente de ...