jueves, 21 de julio de 2011

¿Dónde se puede invertir el dinero de modo que esté seguro?


La crisis rompe las reglas
Cómo afrontar las nuevas amenazas de la economía mundial
Max Otte y Thomas Helfrich
Ariel


Después de haber alertado sobre la desinformación a la que estamos expuestos en El Crash de la información, Max Otte vuelve a la carga con un libro incendiario sobre las consecuencias de una crisis permanente que amenaza con dinamitar los avances sociales y económicos e instalar un neofeudalismo mundial; un hipercapitalismo que concentra el poder y el dinero en pocas manos y condena al resto a la desinformación, la deseducación, y, a la larga a la servidumbre y a la pobreza.

Políticos, directivos de empresa, analistas y también ahorradores y pequeños inversores se sienten totalmente inseguros y se preguntan si la relación entre los mercados y la política encontrará un nuevo equilibrio. ¿Cuál debe ser la posición de los gobiernos ante la situación de los mercados? ¿Cómo puede un inversor privado superar la crisis sano y salvo? ¿Resistirá nuestra moneda común o nos espera una inflación?
Max Otte conversa con Thomas Helfrich y en sus contestaciones hallamos claves para entender el presente y el futuro de la economía mundial, propuestas para una política firme y nuevas estrategias de inversión en tiempos de crisis.

El autor:

Max Otte se doctoró por la Universidad de Princeton, es profesor de la Escuela Técnica Superior de Worms y director del Institut für Vermögensentwicklung (www.privatinvestor.de) de Colonia, fundado por él, además de gestor independiente de un fondo de inversión y director del Zentrum für Value Investing e.V. Ha publicado varios libros sobre temas económicos y mercados de capitales. Su libro ¡Que viene la crisis! estuvo durante meses en la lista de éxitos de ventas y El crash de la información, de Ariel, ha conseguido gran eco en España.

No hay comentarios:

Agenda cultural de febrero de 2018

1 de febrero a las  18:00h a 20:00h - Librería Argot HARRY POTTER BOOK NIGHT. Entrada lliure   No te quedes sin tu foto en el photoc...