miércoles, 28 de diciembre de 2011

Un granizado de café con nata.

Alessandra Lavagnino (2011): Un granizado de café con nata.
Dori Valero Valero
¿Cómo puede una mujer expresar sus anhelos, sus deseos, sus sentimientos, sus pensamientos, sus conocimientos sin que la tachen de loca? Alessandra Lavagnino utiliza una interesante metáfora mediante la que nos dice que es imposible. Ágata es una mujer palermitana que no cuestiona su vida y se siente afortunada. Hasta que un día tiene un accidente que le produce un trauma cerebral a consecuencia del cual queda incapacitada para mentir.
La Familia que impone las normas y condena a todos los hombres y mujeres que no las cumplen toma parte en el asunto. Reservas, convenciones y medias verdades. La protagonista, que vive en esta prisión de sordinas y apariencias, donde todo el mundo lo sabe todo, pero nadie dice nada, desencadena un drama que la atrapará a ella y sus allegados (sobre todo, a los hombres, que no son responsables de no contralar a una de sus mujeres).
Lavagnino describe los espacios por donde transita Ágata con gran minuciosidad en los que introduce sus dudas y sus anhelos. Al mismo tiempo, los llena de silencios pesado como una losa y profundos como un pozo que plagan el descarrilamiento verbal del personaje, que para “curarse” desvía sus ideas hacia los pequeños detalles. Datos, recuerdos que transforman los objetos y los gestos que muestran la descarnada Verdad que esconden.
Hasta el momento del accedente su lugar en el mundo le permitía “ser”. Pero sin poder encajar en las convenciones sociales, a pesar de la libertad que sentía estando “enferma” (la verdad es un mal), había perdido su “ser” y con él su posición en la comunidad y en la familia. El rechazo supone la muerte en vida.
La realidad, sin embargo, atrapa a los personajes que deben doblegarse a la “verdad” impuesta que los arrolla. Lamentablemente, esto nos deja sin esperanza para el futuro.
Castellón, diciembre de 2011

No hay comentarios:

La sustancia del mal, de Luca D´Andrea. Alfaguara.

Comprar en Argot Una mezcla entre la novela negra y la de terror. Imagina que la novela la han escrito a dos manos Jo Nesbo y Step...