viernes, 2 de noviembre de 2012

Los ecos del banquete no escrito. Una metáfora sobre las mujeres que no tuvieron voz.


Los ecos del banquete no escrito, de Nieves Muñoz Muñoz

Narrada en primera persona, Los ecos del banquete no escrito es una ficción que representa el sueño de una noche, y está configurada como un banquete paralelo celebrado por un grupo de mujeres en los huecos que encontraban mientras trabajaban en los preparativos del Banquete platónico.

No hay comentarios:

Una música prodigiosa de Mitch Albom. Maeva

Cómpralo aquí Mitch Albom se ha inspirado en el músico español nacido en Villarreal, (Castellón), Francisco Tárrega. El compositor...