miércoles, 25 de septiembre de 2013

Comprar libros es caro






"Escucho decir que los libros son caros. Cabe preguntar: ¿en relación con qué? No preguntamos cuánto vale una cerveza o una entrada de fútbol, pero al libro le podemos todo tipo de reparos. Esa actitud esconde una pasión española: no leer. No compra libros ni el Estado, para las bibliotecas, con ese argumento: el libro es caro, ahorremos. Con una entrada de fútbol de primera se pueden comprar dos libros grandes o cinco de bolsillo. Se empieza no comprando libros y se termina diciendo que se van a morir."

Después de leer este artículo en Cadena Ser, me ha pasado esto.


Comprar libros es caro.

Esto me lo dice un cliente mientras apoya en el mostrador su mano izquierda cargada con un paquete de “Marlboro”, un Iphone 5 y unas llaves de coche de alta gama. Lleva camisa bordada a mano con sus iniciales y un pantalón de marca. Cuando se acerca su amigo le comenta jocosamente que el libro que le han pedido a su hijo le va a costar 14€, como si no pagase ya lo suficiente en ese colegio privado de tanto abolengo.

Probablemente estemos haciendo algo mal. El otro día leí un cartel que rezaba a la puerta de un colegio: “Traigan a sus hijos educados de casa, nosotros les enseñaremos lo demás”. Y es cierto; los padres nos quejamos que en el colegio no les enseñan nada, y resulta que nos estamos refiriendo a que no les enseñan valores, respeto, empatía, solidaridad, amistad... En el colegio deben enseñar a los niños Matemáticas, Historia, Lenguas, Ciencias..., pero el niño debe llegar al centro educado desde casa. Si, esa educación que algunos tuvimos la suerte de tener en nuestras casas; el por favor, buenos días, buenas tardes, ¿Permiso?, el silencio, el respeto a la conversación de otros,  el dejarle a tu compañero un lápiz... Esto nos corresponde a nosotros como padres mostrárselo a nuestros hijos.

Un paquete de tabaco gama media cuesta entre 3€ y 4€ por cajetilla, a la semana un fumador gasta entre 20€ y 30€ con el tabaco, sigamos con el Café, el almuerzo, la caña de las 19:00h, ir al fútbol, o comprar las zapatillas de marca, al final, comprar libros es caro. 

Podría extenderme con mil ejemplos, pero creo que sobran las palabras.

No hay comentarios:

Juan Manuel Llorca, nos presenta a un detective real en su novela "Los malos pensamientos"

Los malos pensamientos Juan Manuel Llorca Almuzara Comprar Presentación a cargo de José Manuel González de la Cuesta, presidente de ...