viernes, 7 de marzo de 2014

¿A quién le escribirías la última carta de tu vida?



El hombre que arreglaba las bicicletas, por Ángel Gil Cheza. Sentimientos, heridas: un verano en el mediterráneo. ¿A quién le escribirías la última carta de tu vida? Este libro nos hace reflexionar sobre todas esas cosas importantes que hacen que la vida tenga sentido. Esta es la historia de un escritor que como herencia consigue juntar a las personas que más quiso en una casa de verano. Allí, junto a un taller de bicicletas, conseguirán humanizar sus corazones, que llegaron a ser mecánicos.

La analfabeta que era un genio de los números, por Jonas Jonasson. Con su anterior libro consiguió sorprendernos, divertirnos y ayudarnos a entender los últimos cien años del mundo con unos personajes que rozaban el absurdo. Este libro que convierte de nuevo en una sátira de la clase política y una explicación contundente sobre los sucesos de la historia reciente. 100% recomendable.

Estoy bien, por J.J. Benítez. El más allá nunca estuvo tan cerca. Con este libro su autor, intenta demostrarnos que la muerte es un principio y que no todo termina con ella, si no que empieza. Un libro inclasificable, siguiendo la estela de los “Caballos de Troya”, con los que el autor lleva años seduciendo al mundo.

Estoy bien recopila más de 130 casos fascinantes de apariciones de gente ya fallecida. Experiencias vividas por hombres y mujeres de diferentes clases sociales, edades, creencias religiosas y distintos niveles culturales.

Un fascinante libro del autor navarro, documentado con fotos, mapas y archivos que abre una nueva puerta a la existencia del más allá.

Como decía Borges, “Lo sobrenatural, si ocurre dos veces, deja de ser aterrador”

La lista, por Frederick Forsyth. Un thriller de los de antes, esos que te mantienen atrapado en el sofá hasta que terminas la novela. Espionaje, asesinatos, secretos de estado y mucha tensión, hacen de esta novela una bomba de relojería. <>
Existe una lista secreta que se revisa cada martes en el despacho oval de la Casa Blanca. Contiene los nombres de los terroristas que son tan peligrosos para Estados Unidos, para sus ciudadanos y para sus intereses que han sido condenados a muerte sin juicio. Se llama «La lista», y solamente la ve el presidente y seis hombres más. En la primavera de 2014 se añade un nombre nuevo a esta lista: el Predicador. No saben su nombre verdadero y nunca se ha visto su cara, pero sus sermones en la web son tan poderosos que instigan a jóvenes islamistas a matar y a morir en su nombre. El encargado de destruir al Predicador es el Rastreador, el apodo que recibe Kit Carson, de cuarenta y cuatro años, experto en cultura y lengua árabe, exmarine, ex-SEAL, viudo y uno de los fundadores de un equipo elitista de hombres entrenados para perseguir y cazar a sus objetivos estén donde estén; Virginia, Pakistán, Dubái, Islamabad, Londres, Somalia... El viaje hacia su objetivo es tan complejo que cualquier otro se hubiera rendido; pero el Rastreador tenderá una trampa brillante y utilizará todos los recursos posibles, legítimos o no, para llegar y neutralizar al enemigo.

Seis días de diciembre, por Jordi Sierra i Fabra. El inspector Mascarell no es un tipo normal, su sentido del deber y la honestidad no encajan en el cuerpo. Ha habido demasiados casos de corrupción y malos modos en la Policía. En este caso, Mascarell investigará los cuadros robados por los nazis durante la segunda guerra mundial y los “monument men”, los encargados de recuperar todas las obras de arte expoliadas durante el genocidio a raíz de un asesinato. Esta novela es un recorrido por la Europa de 1950. Jordi Sierra i Fabra inició esta saga policiaca con “Cuatro días de enero” y sus éxitos demuestran que es uno de los mejores escritores de nuestro país. No te la puedes perder.









No hay comentarios:

Juan Manuel Llorca, nos presenta a un detective real en su novela "Los malos pensamientos"

Los malos pensamientos Juan Manuel Llorca Almuzara Comprar Presentación a cargo de José Manuel González de la Cuesta, presidente de ...