lunes, 29 de mayo de 2017

Diario de un resurreccionista, por James Blake Balley. La Felguera editores.



Las calles no son lugares seguros. Tampoco los cementerios, que podían ser visitados por los hábiles resurreccionistas, que pertenecían al más bajo escalafón del hampa y el submundo criminal de ciudades como Londres o Edimburgo. Estamos ante una obra única. Además de dedicar sus páginas a aquella antigua generación de anatomistas y la ciencia experimental, recoge el único diario, absolutamente real y auténtico, de un resurreccionista que firmaba como «N» —que no era otro que Jack Naples, líder de una de estas bandas— y editado en 1896 por James Blake Bailey para la Biblioteca del Real Colegio de Cirujanos. El diario, escrito entre 1811-1812, nos cuenta, con todo tipo de detalles, las aventuras en el arte del pillaje más abyecto en un Londres brumoso y aterrador. 

No hay comentarios:

Una música prodigiosa de Mitch Albom. Maeva

Cómpralo aquí Mitch Albom se ha inspirado en el músico español nacido en Villarreal, (Castellón), Francisco Tárrega. El compositor...