sábado, 10 de junio de 2017

Ante todo, mucho Karma, por Laura Norton. Espasa





 ante-todo-mucho-karma


¿Leíste “No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas”? Si no lo hiciste, debes hacerlo.
Reirás mucho, te lo pasarás en grande y disfrutarás como nunca con Sara, nuestra protagonista a la que el “karma” se confabula siempre contra ella.
En esta segunda entrega, Sara está con su novio Aarón, por fin lo ha conseguido, aunque no necesariamente necesitas saber qué ocurrió en la primera parte para leer la segunda, —aunque te recomiendo que también la leas—, pues aquí van a ocurrir todo tipo de inesperadas catástrofes y desdichas que llevarán a los protagonistas a darle un nuevo significado a estas palabras. Risa. Mucha risa, ante ese drama llamado vivir.

No hay comentarios:

Una música prodigiosa de Mitch Albom. Maeva

Cómpralo aquí Mitch Albom se ha inspirado en el músico español nacido en Villarreal, (Castellón), Francisco Tárrega. El compositor...