martes, 10 de septiembre de 2013

¿Tienes un lector de libros digitales y no compras en tu librería tradicional? ¿Descargas contenidos digitales sin comprarlos?

De todos es sabido que las grandes compañías facilitan la compra de artículos digitales y nos ofrecen una comodidad de compra con la que nadie puede competir, pero, ¿sabes que estas compañías tributan en paraísos fiscales y que tus impuestos los ganan como beneficio? Con esta “trampa” fiscal, ellos se enriquecen y destruyen el retorno económico y laboral que las empresas locales ofrecen en tu provincia, con lo que se genera más destrucción de empleo y tu ciudad, al perder ingresos por impuestos se empobrece con peores servicios generales; sanidad, limpieza, iluminación, carreteras, aceras, bancos, papeleras, jardines, fuentes, obras públicas...

La mayoría de librerías tradicionales tienen una página web con venta de productos digitales, pero los dispositivos de lectura que existen en el mercado condicionan la compra del usuario a las plataformas de contenidos del mismo fabricante del dispositivo, con lo que las librerías se vuelven a quedar fuera del mercado, vendiendo al mismo precio, pero pagando más impuestos.

¿Y qué ocurre con los escritores y editores? La realidad se está mostrando ahora que el mercado de libros digitales comienza a madurar. Ningún escritor o editor ha ganado dinero con la venta de libros digitales. Las claves son sencillas:

  1. Exceso de producción amateur sin editar, corregir, maquetar, que acaban por espantar al lector.
  2. La creación de un mercado condicionado a la piratería por las compañías de telefonía, Internet, y buscadores, que ven incrementado su flujo de datos y que obtienen más ingresos por publicidad. Este efecto es piramidal, ya que el proveedor de comunicaciones consigue más clientes, el buscador más tráfico de datos y publicidad de pago por volumen y el blogger/pirata que ofrece enlaces para descargar contenidos digitales “alegales” para tener más trafico de datos y cobrar más por la publicidad y datos sobre el consumidor que luego vende.
¿Y como sostenemos el sistema del libro?

  • Los editores deben pasar a digital todos los libros en papel que tengan más de 3 años en el mercado para impulsar de nuevo su compra y lectura, con un precio entre 0 y 3 euros máximo.
  • No ofrecer en digital ninguna novedad. Los libros nacen en formatos de coleccionista, vuelven a aparecer en formatos más económicos o de bolsillo, ahora tendrían una nueva vida digital mucho más económica. Esto espantaría la piratería ya que los libros estarían bien editados, corregidos y muy económicos, lo que se transforma en fomento de la lectura sostenible para el escritor, editor, distribuidor y el comprador.
¿Cómo mantenemos la red de librerías en nuestras ciudades y nos convertimos en compradores ecológicos y responsables?

Comprando en nuestra ciudad y usa los pies o la bicicleta; es más económico, sano, ecológico, rápido y genera beneficio a nuestro alrededor. Y para los consumidores digitales, ¡compra en tu librería online más próxima y no piratees!.

¿Por qué no se prohíbe la piratería en Internet?

Las claves también son sencillas; Muchos legisladores y políticos en nuestro país tienen cargos en las principales empresas de comunicaciones, por lo que si cortan la piratería, estas empresas pierden beneficios. ¿Más claro? ¿Algo que añadir?

Por si alguien no entiende el significado de Piratería:  

No hay comentarios:

Una música prodigiosa de Mitch Albom. Maeva

Cómpralo aquí Mitch Albom se ha inspirado en el músico español nacido en Villarreal, (Castellón), Francisco Tárrega. El compositor...